El Club Nuestros Entrenadores Primer Equipo

A REY MUERTO….

Zidane y Benítez. Presente y pasado

Decía hace unos días que lo de Benítez con el Madrid era la crónica de una muerte anunciada, y por desgracia para él así ha sido. Algunos pueden pensar que me alegro, y no es así, aunque otros muchos madridistas si lo harán. Y no me alegro por una sencilla cuestión, porque todo el mundo merece poder realizar sus sueños, y seguro que el de Rafa era llegar al club de su vida y triunfar. El problema es que ya antes de su llegada eramos muchos los que no veíamos a Benítez como entrenador del Madrid. A mi personalmente no me atrae el fútbol que propone con los equipos en los que ha estado, pero confieso que de entrada tampoco me gustaba Ancelotti y con él tuvimos una de las temporadas más brillantes en la historia del club. Como no me quiero enrollar más, decir que tenemos un presidente muy listo. Mañana hay entrenamiento de puertas abiertas en Valdebebas, donde muchos socios acudirán con sus pequeños, y no tan pequeños a ver el entrenamiento de sus ídolos. De haber seguido Benítez como entrenador del equipo, el entrenamiento de mañana iba a ser un juicio sumarísimo a él y a la plantilla. Entonces, que mejor día para hacerlo, si era algo que tarde o temprano se iba a producir.

Ahora es el turno de Zidane. Alguien venerado por el madridismo y en el que todos confiamos. Su experiencia como entrenador se ciñe a esa temporada y media entrenando al Castilla, pero si echamos la vista atrás, vemos el caso de Guardiola, cuyo sus únicos méritos antes de entrenar al primer equipo barcelonista era haber entrenado a su filial. El resto de la historia ya la conocemos.

Mucha suerte Zizu, y gracias Rafa. Espero que sea el punto de partida de una reacción que nos haga optar a los títulos aún en juego. Pero si no, tranquilos, saldrá nuestro presidente con cara compungida y dará las gracias al entrenador cesado, dirá de él que es lo más de lo más, y presentará al nuevo como la salvación del equipo.  ¿Y a usted señor Pérez, quien le valora?. El aficionado no es tonto Florentino, y por suerte y por ahora , como usted dice el socio es el dueño del club, y el socio tarde o temprano hablará.

Antonio Armero Rodríguez

Deja un comentario