Opinión

Ecos de prensa | Sin fin

Escrito por Antonio Armero

Como ya os he contado en alguna ocasión, soy lector del Marca desde que era estudiante, y lo leo a diario. Como también os he dicho en alguna ocasión, a veces lees cosas que no te gustan, y otras que si. Pero como os he dicho también en otras ocasiones, hay articulistas muy buenos, que a veces escriben cosas como Santiago Sigueiro en su columna “Renglones torcidos” que me parecen muy interesante compartir con vosotros. El titulo que da en esta ocasión a su espacio, es “Sin fin”. Dice lo siguiente:

Sin modelo, sin estructura, sin director deportivo. Sin proyecto, sin filosofía.

Sin Valores, sin humildad. Sin señorío. Sin seny.

Sin dar lecciones morales. Sin inventar el fútbol. Sin creer que Matrix es el mundo real.

Sin arrogarse el papel de equipo del pueblo, sin dar lecciones de clase. Sin noches sabineras ni playlists de postureo. Sin ser capaces de decantarse entre las mocitas madrileñas, Placido Domingo o Jabois. 

Sin cantera. Sin ser más que un equipo de fútbol. Sin complejos ni hipotecas. Sin esteladas. Sin aprender a la fuerza a leer y oír glosas sobre la superioridad moral de la derrota.

Satellite (1)

Sin Villar, sin Sánchez Arminio. Sin Blatter y sin Platini.

Sin la mejor afición del mundo. Sin ser el mejor equipo de todos los tiempos. Sin tener al mejor jugador de la historia.

Sin decir que siempre es el bueno de la película, ni atribuir al de enfrente el papel de malo perpetuo. Sin negar la historia ni tergiversarla.

Sin discursos floridos. Sin lemas de manual de autoayuda del todo a cien. Sin spots lacrimógenos.

Sin celebraciones impostadas. Sin Rafa Benítez. Sin Liga peligrosamente preparada. Sin Copa, sin Cheryshev

Sin casi nada de lo que los demas presumen. Pero con más Copas de Europa que nadie y más Ligas de Campeones que nadie.

Sin fin.

Artículo de Santiago Sigueiro en Marca (30-5-2016)

 

Clarito ¿no?

 

 

1 comentario

  • ¡No se puede decir más!. Sin casi palabras, sin hacer una aseveración, sin hacer una referencia directa. Esto es hablar para inteligentes, ¡Santiago eres grande!
    Abrazo fuerte.

Deja un comentario