Actualidad Deportiva Baloncesto

Pretemporada baloncesto | Torneo Costa del Sol (semifinal)

Escrito por Javier Gordo

“En la imagen, Llull frente a Spanoulis. Fotografía Marca.com”

Real Madrid  80  Olympiacos  69

Hala Madrid…

Dos partidos en uno, algo que suele ser habitual en partidos de pretemporada, en un partido muy extraño de cara a la preparación, extraño porque debido a las famosas “ventanas” de selecciones el Madrid no pudo contar con Ayon, Campazzo, Randolph o Deck, algo que perjudica sobre todo a este último de cara a su integración en el equipo, y extraño por el escenario que parecía más propio de un partido universitario americano (por un momento pensé que Teen Wolf iba a salir para machacar el aro en cualquier jugada). Pero lo peor de todo es la falta de respeto por los espectadores, el Madrid jugaba con su habitual uniforme blanco y Olympiakos con sus habituales franjas rojas y blancas, pero solo por la parte delantera, la espalda completamente blanca y lo mismo el pantalón, era imposible saber en la lucha por un rebote quién lo había conseguido hasta que empezaban a correr (al menos se respeta eso de que cada equipo ataque en una canasta diferente).

Como comentaba dos partidos diferentes, la primera parte, en especial el primer cuarto fue jugado con muy poco ritmo por parte del Madrid, con un Tavares que parecía que iba a dominar las zonas, pero solo fue un espejismo, y las continuas pérdidas y la falta de acierto en el lanzamiento exterior nos puso en desventajas en torno a los 8 puntos, con un Spanoulis dirigiendo cómodo el ataque griego (aunque fuera de su mejor nivel, lógico a estas alturas de temporada) lo que obligó a Laso en muchos momentos a sacrificar a Llull para que fuese el joven Pantzar quién persiguiese e incomodase a la estrella rival para impedir que la sangría abierta en ese momento fuese a mayores. La medida dio resultado y el partido se igualó, aunque el Madrid no fue capaz de igualar el marcador en todo el periodo.

Pero este primer tiempo nos dejó también muy buenas noticias, la primera y sinceramente la que mayor alegría me proporciona, aunque solo sea por el calvario que ha tenido que sufrir el jugador, es la reaparición de Kuzmic, le va a costar volver a coger el nivel, creo que siendo un jugador tan alto y con tanto peso le va a complicar la tarea, pero seguro que lo consigue. Otra buena noticia es la incorporación al equipo como tercer base del joven sueco Pantzar, creo que es un acierto la apuesta por él como parte del primer equipo. Pero no acababan aquí, también hemos podido disfrutar del debut con el primer equipo del jovencísimo Garuba, con tan solo 16 añitos jugando minutos de calidad – tranquilos no me olvido que es pretemporada – y demostrando que tiene mimbres para convertirse en una referencia de nuestro equipo, solo espero que los cantos de sirena de la NBA no nos priven de él antes de tiempo, su presentación nada menos un tapón espectacular en un contrataque griego que bien podría convertirse en un poster para la habitación de cualquier joven aficionado al baloncesto. Hubo otras noticias como un par de triples lejanísimos de Prepelic, muy intermitente en el partido  pero que sigue dejando destellos de jugador muy aprovechable esta temporada, el corte de pelo de Carroll o que fallase un tiro libre (con ese fallo ya prácticamente ha cumplido el cupo de toda la temporada) pero son menores comparadas con la satisfacción que proporciona ver que existe futuro en la sección.

Llull y Spanoulis en un lance del partido. Fotografía Realmadrid.com

En la reanudación, todo cambio, un primer empujón clásico, con Felipe en modo gladiador barriendo todos los balones sueltos en el aro griego, y un Llull que comenzaba a parecerse al increíble al que nos tiene acostumbrados nos permitió empatar el partido, sólo Rudy estaba con la pólvora mojada hasta justo el final del tercer cuarto cerrado con un triple suyo y que nos permitió terminar ese periodo cinco puntos arriba y con sensación de que esto no se nos iba a escapar, pero claro, enfrente está Olympiakos, y aunque Spanoulis no apareció en este segundo periodo es un equipo al que tienes que matar varias veces (parece el malo en las películas de terror). Un último apretón griego les perm

permitía ponerse 64 a 66 con Toupane como jugador más destacado, pero en ese momento apareció POR FIN la defensa del equipo que tantas satisfacciones nos proporciona en este tipo de partidos dónde nos mostramos intermitentes de cara al aro, un parcial de 16-0 para finalizar el partido 11 arriba destacando  Thompkins en la faceta anotadora y todo un equipo – incluido  Garuba –  en unos minutos finales espléndidos defensivamente hablando que seguro habrá hecho las delicias de nuestro entrenador.

El sábado contra Unicaja otro partido más para seguir afinando la orquesta de cara a una larga y dura temporada.

… y nada más.

 Anotadores

Real Madrid (14+24+24+18): Llull (10), Rudy (3), Taylor (0), Thompkins (14) y Tavares (12) -cinco inicial- Causeur (5), Pantzar (0), Carroll (10), Kuzmic (2), Prepelic (8), Reyes (11) y Garuba (5).

Olympiacos (23+20+14+12): Spanoulis (8) Harris (9), Toupane (17), Leday (12) y Bogris (4)– cinco inicial- Toliopoulos (3), Chapman (11), Lampropoulos (3), Stefanidis (2), Milosevic (0), Pokusevski (0) y Stilianou (-).

 

 

 

1 comentario

Deja un comentario