Actualidad Deportiva Baloncesto Euroliga

Euroliga 18-19; Fase Regular -Jornada 4- | Rudy cogió su fusil

Escrito por Javier Gordo

“En la imagen, Rudy Fernández, héroe del partido. Fotografía Euroleague.net”

Espectacular victoria del Real Madrid en Kaunas, el equipo tuvo que remontar hasta 2 veces para acabar imponiéndose al equipo lituano en un partido en el que destacaron Ayón y un Rudy Fernández letal desde el triple en los últimos minutos del encuentro.

Zalguiris  79  Real Madrid  90

Hala Madrid…

El Real Madrid visitaba una de esas canchas dónde se respira baloncesto por los cuatro costados, Kaunas, cuna de tantos y tantos jugadores entre ellos el mejor pivot que ha dado el baloncesto europeo – Arvydas Sabonis, por supuesto  – y un sinfín de grandes jugadores, Kurtinaitis, Homicius, Marciulionis… y como no, su entrenador actual Jasikevicius, al que su talento como jugador solo fue equiparable en el odio que generaba en sus rivales, en particular en nosotros los madridistas por su pasado en el eterno rival.

Como entrenador la verdad es que está siendo bastante más comedido, supongo que hasta que finalmente aterrice en el Barça como parece que será su destino, y no solo por los halagos que durante la previa hizo del equipo blanco, comparando su nivel con la de los equipos NBA, también lo demostró cuando ante unas semifinales de la liga Lituana permitió a su pivot Augusto Lima ausentarse para ir a conocer a su recién nacido hijo, tuvo que pelear ante la prensa que no entendía que para alguien hubiese algo más en la vida que un partido por muy importante que fuese, bonita lección que creo que todos debemos aplicar alguna vez, el futbol, el baloncesto, nuestro Real Madrid, es lo más importante, sí, pero de las cosas que no tienen importancia (frase que también dice nuestro Presidente, Gerardo)

Decía Jasikevicius que el Madrid es un equipo que podría jugar en la NBA, sinceramente, a mí me desgasta mucho ese debate, primero para quienes como yo somos admiradores del baloncesto que se juega en Europa, y segundo porque es difícil entrar a rebatir a alguien argumentos que forman parte de la “ficción”. Por ahora me conformo con que mi equipo luzca en el pecho ese logotipo de la Euroliga doradito que solo puede llevar el campeón. El de ayer es un partido que demuestra que el baloncesto europeo está muy vivo.

El partido tuvo un inicio muy parecido al de Milán de hace unas semanas, el Madrid muy desacertado en ataque – falló hasta el triple inicial de Randolph de todos los partidos – y un Zalguiris que hacía una buena lectura de la defensa del Madrid, liberando siempre jugadores desde la distancia de 4-5 metros, ojo, no es fácil, desde que se instauró la línea de tres puntos esos tiros no suelen verse mucho, ¿para qué arriesgar con un tiro de 5 metros  si “un poquito más allá” tienes el premio del punto extra?, pero los jugadores del Zalguiris se mostraban letales, primero Wolters y Davies posteriormente un excepcional Jankunas, destrozaban una y otra vez el aro.

No era el día de Tavares, incómodo todo el partido ante ese ataque planteado por los lituanos, ni tampoco de un Llull que no terminaba de coger el ritmo del partido. Muchas pérdidas por parte del Real Madrid, y sobre todo mala defensa y poca fluidez en ataque permitieron al Zalguiris cerrar el primer cuarto 14 arriba y con la friolera de 32 puntos al descanso.

Carroll lanzando a canasta pese a la oposición de Davies todos sabemos como acaba esto. Fotografía Euroleague.net

En el segundo cuarto cambió el panorama, tras 2 minutos sin anotar por parte de ningún equipo un mate de Ayón tras asistencia de Rudy parecía despertar a los nuestros, en un abrir y cerrar de ojos, triple de Carroll, triple de Facu (con tiro adicional) y triple de Rudy nos metía en el partido, 10-0 de parcial y el Madrid que consumaba su primera remontada, de ahí al final del cuarto la tónica fue la misma, mucho mejor en defensa y un ataque liderado por las asistencias de Rudy aprovechadas por Randolph hacía que nos fuésemos al descanso solo 1 punto abajo. 44-43, sólo 12 puntos anotados esta vez por los lituanos, la defensa estaba funcionando.

Partido nuevo, así lo debió pensar Randolph, ya que comenzó el cuarto como comienza los partidos, su triple de rigor (esta vez dentro). Es curioso lo que hace la confianza en un jugador, durante la primera parte – salvo los minutos finales del segundo cuarto – no estuvo nada acertado, esta circunstancia el año pasado tras la lesión de hombro le hacía venirse abajo, pero este año algo ha cambiado, y no se achica, lo vuelve a intentar y está encontrando el premio.

El partido se convertía en esta fase en un intercambio de canastas, pero con una diferencia notable al segundo cuarto, esta vez no teníamos dominio del rebote y ellos volvieron a “abusar” del tiro de media distancia con buenos porcentajes, otra vez la pareja Wolters – me gustó mucho este jugador que ha venido a sustituir a la gran esperanza lituana Pangos, fichado por el Barcelona – y Jankunas, otro estirón de los lituanos (+10) y Laso que vuelve a tirar de la “otra unidad” (ya sabéis que en este equipo me niego a decir segunda unidad) con Ayon y Deck para aumentar la tensión defensiva y frenar esa fuga, – 6 al inicio del último cuarto.

Venganza de Rudy

El inicio del último cuarto continuó como había finalizado el anterior, Ayón dominando las zonas, y Deck muy activo en defensa y ataque permitieron igualar el partido a 73 a falta de algo más de 5 minutos, a partir de aquí el vendaval Rudy, no sé si motivado por una cancha en la que hace unos años sufrió  un intento de agresión y dónde es recibido como el enemigo público número uno del equipo lituano, pero “el cinco” sacó su mejor versión, aquella a la que nos acostumbró en sus primeros años en el Madrid como estilete ofensivo del equipo, y cuatro triples imposibles suyos (junto con otro no menos imposible de Randolph) y una asistencia para mate de Ayon selló la victoria, su cara lo decía todo, fue Rudy dónde creo que más le apetecía serlo, es lo que tienen los genios.

Llull, defendiendo a Wolters, una auténtica pesadilla. Fotografía Euroleague.net

Y ya que nos han recordado la NBA, destaquemos que se cumplieron el pasado miércoles, 32 años del debut del primer español en esa competición, Don Fernando Martín (palabras mayúsculas para los de mi generación), detalle que también me ha valido para recordar cuándo “comencé a querer” a Rudy, fue el momento en el que en el concurso de mates de la NBA se puso la camiseta del 10 como homenaje en uno de sus intentos, qué gran gesto cuando tienes millones de miradas puestas sobre ti, como digo en ese momento comencé a quererle, el amor llegó luego cuando se enfundó la camiseta blanca y nos comenzó a regalar actuaciones tan memorables como la de esta noche en Kaunas.

… y nada más

Anotadores

79 – Zalguiris Kaunas (32+12+24+11): Jankunas (18), Davies (11), Ulanovas (10), Wolters(16), Walkup (-) – Kavaliauskas (2), Milaknis (7), Westermann (3), Gigonis (3), White (4), Birutis (-), Derrick (5)

90 – Real Madrid (18+25+19+28): Randolph (16), Tavares (4), Llull (10), Causeur(7) y Taylor (2) -equipo inicial-,  Campazzo (6),  Carroll (9), Deck (8), Rudy (15). Prepelic (-), Ayón (13)

3 comentarios

  • Amigo, eres muy modesto cuando dices que nos nos enseñas de baloncesto. Pues yo insisto, no solo aprendo de este deporte en cuanto sus reglas, táctica y entresijos del juego, sino de su filosofía, un poco alejada de nuestro amado fútbol. Hoy el comentario que haces del detalle que tuvo Jasikevicius con su jugador Augusto Lima y la respuesta a los periodistas del porqué, es un reflejo claro que en muchas ocasiones le damos excesiva importancia a una afición, que aún siendo parte importante de nuestras vidas, no es lo más importante. Gracias crack!!!

  • Uauuuuuuuu.. Yo también soy de la generación del eterno 10 blanco y aquellas tardes de Pabellón!!! Gracias Fernando! Gracias Rudy!
    Gracias Javi!!!
    Vámooooooos!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.