Actualidad Deportiva Baloncesto Euroliga

Euroliga; Fase Regular -8 jornada- | Fin de la racha por “cositas”

Escrito por Javier Gordo

“En la imagen, Thompkins machacando el aro griego. Cogiendo ritmo tras su lesión. Fotografía Eurolague.net”

El Olympiacos puso fin a la racha victoriosa del Real Madrid en Europa dónde no perdía desde el pasado mes de Abril contra otro equipo griego, Panathinaikos, el partido se decidió en el último cuarto dónde un apagón ofensivo del equipo blanco hizo inútil la espectacular remontada del tercer cuarto.

Olympiacos  88   Real Madrid  83

Hala Madrid…

Dos grandes

Palacio de la Paz y la Amistad, curioso nombre para la casa de un equipo griego, es como sí a la casa de Pablo Iglesias le llamamos “la chabola”, pues no cuela. No obstante creo que para un profesional de este deporte debe ser una gozada visitar este tipo de canchas, no he tenido el placer de visitar esa cancha, pero si tuve la oportunidad de disfrutar de una Final Four en Zaragoza (Sabonis, Obradovic, que grandes recuerdos) dónde más de la mitad de la hinchada era griega (estaban también sus vecinos del “Pana”) y el ambiente era indescriptible.

El partido iba a enfrentar a dos grandes de la competición, y desde luego dos candidatos a estar en la Final Four este año, creo que ha sido un  acierto el nuevo modelo de competición instaurado hace dos años, es un auténtico placer enfrentarte a los mejores y hacerlo por partida doble, así todos los aficionados podemos disfrutar de los grandes jugadores que nos quedan todavía en el continente en un momento en el que “el salto a la NBA” es cada día más pequeño.

Kill Bill

Y uno de esos grandes jugadores es Spanoulis, Kill Bill es un espectáculo en la cancha, lleno de fundamentos, capaz de cambiar el rumbo de un partido, cuando está inspirado el partido se juega como él quiere, y eso fue lo que ocurrió en la primera mitad, pese a un inicio acertado del Madrid, 2-7 de inicio que enseguida se transformó en un 13-7, primer apagón del Madrid que no el último.

Sorprendente primera parte, se enfrentaban dos de las mejores defensas de la Euroliga pero en particular la del campeón no funcionaba, 52 puntos al descanso lo atestiguan, el gran acierto en el triple por parte de Spanoulis (4 de 4 en este periodo) y Williams-Goss hacía inútiles los esfuerzos del Madrid por igualar el marcador, me recordaba esas tardes del tour de Francia en las que ves a corredores que van “haciendo la goma”, te estás quedando pero aprietas los dientes y logras coger al grupito de cabeza, y entonces otra vez el cambio de ritmo (Spanoulis era Indurain ayer) y vuelta a empezar.

Spanoulis, tuvo el día inspirado y terminó llevándose el gato al agua.Fotografía Euroleague.net

El último tirón justo antes del descanso dejó 11 puntos de diferencia y sensación de que el partido caería del lado griego irremediablemente, fue así al final, pero desde luego el guion no estaba escrito, nuestro Real Madrid tiene demasiado orgullo y talento como para no intentarlo, ya que estábamos con el símil ciclista, habíamos perdido el premio de la montaña, pero se podía luchar por la etapa. Avituallamiento y a por todas.

Engordar…

Vaya si cambió el partido, el Real Madrid salió del vestuario pareciéndose a sí mismo, ahora defendíamos, atacábamos – 3 triples consecutivos para iniciar el periodo – y sobre todo manejábamos el partido. Ya no jugábamos cómo querían los griegos, era el Facu quién marcaba el ritmo del partido, 13 asistencias (su récord en Euroliga).

Fin del tercer cuarto con empate en el marcador, 65-65, sólo 13 puntos anotados por los griegos (que lejanos quedaban los 29 del primer cuarto), solo una mala noticia, lesión de Rudy en una asistencia a Thompkins, pisa mal y tiene que retirarse cojeando, por si no teníamos bastante con Llull, Ayon, Kuzmic, ahora también el jugador quizá más inspirado en este tramo de temporada. Volvería a jugar – forzar – pero ya no fue lo mismo.

Para morir…

El último cuarto fue un cúmulo de despropósitos por parte del Real Madrid, aun así, hubo opciones de llevarse el partido, pero hubiese sido un milagro teniendo en cuenta todas esas “cositas”. Cosita 1 – El Madrid inició el cuarto sin los jugadores que le habían llevado a la remontada, Facu, Carroll y Rudy fundamentalmente, aunque para la ausencia del último había la justificación de la lesión, de hecho, Cosita 2 – su participación en los minutos que disputó hasta el final ya no fueron lo mismo, demasiado mermado para la exigencia del partido.

Prepelic en esta ocasión no era capaz de encontrar el ritmo de juego necesario, Cosita 3 – siete minutos tardó el Madrid en anotar su primera canasta en juego en este periodo, y eso es dar demasiada ventaja al equipo griego, que logró una nueva ventaja de 10 puntos que parecía definitiva, pero tampoco, otra vez una buena defensa hace que nos volvamos a acercar a 3 puntos, esperanza de nuevo, pero no era el día.

Cosita 4 – los árbitros pitan “tres segundos” en la zona a Facu, cuando tras una cinta tarda un segundo en soltar el balón, en la repetición se ve clarísimamente que no hay infracción, pero además parece una auténtica barbaridad pitar eso cuando se permite a los pivot poner tiendas de campaña en la zona sin ser sancionados, es más, justo lo pitan tras una jugada del propio Facu en la que Spanoulis hace clarisamente “flopping”, tirándose al sentir un mínimo contacto en carrera, debía haberse sancionado técnica al griego.

Cosita 5 – Taylor está a punto de robar un balón que le hubiese permitido anotar fácilmente para ponernos a 2 puntos con más de 30 segundos por jugar – un mundo – finalmente recupera la posesión, pero en saque de banda. Y llega además lo que supone la puntilla Cosita 6 – el Madrid entra en una espiral de fallos en el tiro libre hasta 4 tiros libres fundamentales para meter presión al equipo griego.

En fin, muchas cositas que echaron por tierra una genial remontada, pero que en nada trastoca las aspiraciones del equipo. Solo desear que la lesión de Rudy no sea importante.

Campazzo,brilló en la derrota, batió con 13 su récord de asistencias en Euroliga. Fotografía Euroleague.net

… y nada más

Anotadores

88 – Olympiacos (29+23+13+23): Williams-Goss (23), LeDay (12), Printezis (7), Papanikolaou (3), Bogris (-) – equipo inicial – Spanoulis (20), Strelnieks (15), Milutinov (8), Timma (-), Mantzaris (-), Vezencov(-)

83 – Real Madrid (22+19+24+18): Thompkins (8), Taylor (5), Rudy (12), Campazzo (14), Reyes(2) -equipo inicial-, Carroll (16), Deck (7), Prepelic (3), Ayon (-), Randolph (9), Causeur (-),Tavares (7), Yusta (-)

 

3 comentarios

  • Como tú dices Javi esta derrota no trastoca en nada las aspiraciones del equipo, pero si es cierto que nos está costando sacar los últimos encuentros. Seguramente tú nos puedas dar una idea de por qué cuesta más sacar los partidos. Yo, que no soy un experto como tú en este deporte, intuyo varias cosas. Primero,que los rivales cada vez son más fuertes, y salvo excepciones, los marcadores son ajustados. Segundo, las lesiones que vuelven al afectar al equipo, no con la virulencia del inicio de la pasada temporada, pero que si puede llegar al afectar al rendimiento del equipo. Y tercero, que creo que la dosificación que Laso está dando ahora a la plantilla, hace que baje al lo mejor la intensidad que quiere que el equipo tenga cuando lleguen los playa off de ambas competiciones, además de la Copa. Y luego está como tú dices, las “cositas”.
    Gracias un día más por tu trabajo. Abrazo fuerte.

  • Buenos días, Familia

    Te agradezco, Javi, la crónica habitual del partido. No pude verlo.

    Ya sabemos que esta es una semana dura y el domingo, el remate, en el Palau contra el Barcelona. De toda la crónica que has detallado, Javi, me ha resultado interesante el apartado de “Cositas”. Son los detalles que marcan un partido de este nivel. Estoy de acuerdo con los que has expuesto, pero yo lo resumiría en APRETAR LOS DIENTES Y MEJORAR LAS PRESTACIONES DEFENSIVAS.

    Los que hemos jugado a Baloncesto sabemos que un EQUIPO se construye desde una defensa agresiva y el resto es más llevadero. Por otra parte, hay que mejorar el porcentaje de tiros libres. Es fundamental.

    De todos modos, seguimos, tenemos UN GRAN EQUIPO, no hay que acordarse de las bajas, hay que continuar con los que están disponibles y que se recuperen pronto los lesionados.

    PD: Tengo sana envidia, Javi, por haber presenciado la FINAL FOUR DE LA OCTAVA EN ZARAGOZA en 1995, la de SABONIS Y CIA.

    UN FUERTE ABRAZO
    ¡HALA MADRID!

  • Gracias Javi!!!
    Cositas y detalles son muchas veces lo que determina un partido con tanta igualdad.
    Pero esto no va a dejar que sigamos creyendo en un equipo y unos jugadores que nos han dado tanto.
    Vámooooooos!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.