Actualidad Deportiva Baloncesto Euroliga

Euroliga; Fase Regular -16 ª jornada- | Año nuevo… victoria clásica

Escrito por Javier Gordo

“En la imagen, Ayón machacando el aro rival .El Titán fue una pesadilla para el Maccabi. Fotografía Javi Gordo. “

Partido decidido  tras el descanso gracias sobre todo al trabajo de Ayón para dominar los tableros y un Rudy sencillamente mágico en ese periodo, ambos abandonaron el parqué a falta de algo de más de 2 minutos para recibir la merecida ovación del Palacio.

Real Madrid 91   Maccabi 79

Hala Madrid…

Viejos Enemigos

El inicio de 2019 traía consigo un clásico de la competición continental, el Maccabi ese equipo que como pasa en Eurovisión, nadie sabe por qué juega como Europeo, pero que no podríamos entender la competición sin él. Es un equipo muy renovado respecto a campañas anteriores, quizá no tiene ningún jugador de renombre capaz de dominar partidos, pero ha construido un muy buen equipo, con gran calidad en el tiro (Roll o Caloiaro) y un pivot atlético de garantías (Tyus).

Pero claro enfrente tenía al campeón, y en la afición se notan las ganas de vencer a estos viejos enemigos, hemos ganado la Euroliga después, pero la derrota ante Maccabi en la prórroga en 2014 ante ese Tyrese Rise y su “cintita” (perdonad, pero les tengo manía a los jugadores con “cinta” en el pelo – o “no pelo” como era el caso) aun escuece. Decíamos que el partido era un clásico de la competición, y el desarrollo de este también fue un clásico de este Madrid de Laso, sabes que vas a ganar, sabes que alguien va a romper el partido, solo queda descubrir quién.

Primera parte igualada

El Madrid comenzaba con su quinteto inicial más reconocible en esta temporada, lo único que no se cumplió fue la regla de la primera canasta, esta vez el triple se lo jugó Taylor, pero lo que vino después fue completamente inesperado, en menos de dos minutos Tavares al banquillo por haber cometido 2 personales y el Madrid entra en bonus con 5 personales en ese tiempo.

Lo que podía haber sido un problema sin embargo se convirtió en la solución, Ayón comenzó a liderar al equipo tanto en defensa, cerrando el rebote en la canasta propia, como en ataque, siempre con buenas acciones para anotar, o simplemente para dejar fluir esa faceta suya de distribuidor de juego desde el poste.

Llull se mostraba nervioso en esta fase, los tiros le seguían sin entrar – como había pasado en el último partido de la liga ACB – y él parecía necesitar recuperar sensaciones, lo intentaba con tiros no muy bien seleccionados, aunque él es capaz de enchufarlos, las “hadas y elfos” del Palacio esta vez no querían ayudar, ya sabemos que están juguetones en este periodo navideño.

Y volvió Llull. En la imagen en el momento de “abrir la lata “. Fotografía Javi Gordo

El segundo cuarto fue de intercambio de canastas entre ambos equipos, con un Thompkins que sigue de dulce en el tiro de tres puntos (anotó 3 seguidos y le buscaron para un cuarto ante la algarabía del Palacio) y con Ayón a lo suyo, percutiendo una y otra vez y dominando el rebote defensivo. La verdad es que la aportación de los dos “cuatros” del Madrid esta temporada está siendo determinante, es muy difícil parar a un equipo dónde Randolph o Thompkins son capaces de anotar desde cualquier posición, lo está acusando Felipe, y quizá un Deck que está teniendo más minutos de tres, pero no parece que se pueda recriminar nada a Laso viéndolos jugar.

Rudy, Ayón y … Llull

La segunda mitad comenzó con mucho más ritmo del Madrid, y también nos trajo la buena noticia de la vuelta del Increíble, Laso decidió poner al 23 de escolta con Facu a los mandos, de este modo igual podía encontrar un tiro más cómodo, y vaya si lo hizo, la verdad es que es nuestro crack, tampoco necesitó unas posiciones liberadas, pienso a veces que no le gustan, y un par de triples suyos, junto con una asistencia para triple y adicional a Campazzo, le hizo recobrar la sonrisa a él y al equipo poner la máxima renta hasta el momento +14.

Llegó entonces una fase extraña liderada por Roll y por un arbitraje desconcertante, diferencia de criterio en ambas canastas, técnicas para unos jugadores locales que no entendían qué estaba pasando. El Maccabi cierra la herida y logra colocarse de nuevo a distancia de partido (+7 para el Madrid al inicio del último periodo). El más afectado por ello fue Campazzo, espero que la campaña contra él iniciada por los medios de siempre a raíz de la desafortunada lesión de Shengelia, no le acabe pasando factura.

En estos momentos es dónde apareció la magia de Rudy, triples, canastas imposibles en entradas “kamikaze” que se saldan además con personal y tiro adicional, robos de balón, defensa… en dos palabras, Intensidad y Liderazgo. Apoyado siempre con un Ayón que estuvo “a lo suyo” todo el partido para finalizar con 31 de valoración. Estirón final del Madrid que ya no pudo recuperar el equipo de Tel Aviv.

Propósitos de Año Nuevo

En una época en la que muchos de nosotros lanzamos los propósitos de año nuevo, el más común será el de perder unos kilillos (o una mochila de ellos), hacer deporte, aprender inglés, o para los más jóvenes, ir a clase y llevar los apuntes y estudios al día, nuestro equipo la verdad es que no tiene que cambiar nada, simplemente seguir así, jugando como un equipo, viéndoles disfrutar en pista, y transmitiendo que todos están implicados con sus compañeros y con nuestro Real Madrid (ah, y también que Taylor siga en la línea actual y no vuelva a experimentar con su pelo, jeje)

Rudy liderando la intensidad defensiva del equipo.Fotografía Javi Gordo

… y nada más

Anotadores

91 – Real Madrid (21+23+25+22): Tavares (4), Randolph (11), Llull (11) – Taylor (3) y Causeur (-) -cinco inicial- Rudy (13), y Reyes (2), Campazzo (11), Thompkins (12), Ayón (18), Deck (4), Prepelic (2)

79 – Maccabi (19+25+18+17): Wilbekin (2), O´Bryant (6), Caloiaro (13), Kane (3), Tyus (17) -cinco inicial- Ray (4), Roll (23), Levi (3), Avdija (-), Cohen (4), Dibartolomeo (3), Zoosman (1)

 

1 comentario

  • Como bien dices Javi, este es uno de los clásicos del baloncesto europeo, y un partido siempre apetecible de ver. Me quedo con tu comentario al final del partido, que aún no siendo un encuentro en el que el equipo lo hiciese todo a la perfección, estamos en un momento que parece que hasta no dando el 100% al equipo le da para llevarse la victoria. Gracias de nuevo por ilustrarnos con tus crónicas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.