Baloncesto

Euroliga – Jornada 16 – La sexta marcha del Madrid

Escrito por Javier Gordo

«En la imagen, Rudy, líder y clave en la victoria. Rudy sigue tirando del carro blanco. Fotografía Euroleague. net «

Mal partido el disputado ayer ante el Gran Canaria, con numerosas pérdidas de balón y falta de dominio del rebote defensivo. La falta de acierto exterior del Gran Canaria junto con una buena defensa en el último cuarto y los destellos de Llull, Facu y sobre todo Rudy, permitieron al Madrid llevarse una victoria que acerca al equipo blanco al liderato tras la derrota del Fenerbahce ante Khimki.

Gran Canaria 67  Real Madrid 75

Hala Madrid…

Pérdidas y más pérdidas

El inicio de partido del Madrid no podía ser más desconcertante, tras un 0-5 de parcial con el típico triple madridista en la jugada inicial – sí, otra vez Randolph – el equipo desapareció, buena defensa Canaria, que robaba el balón en ayudas o provocaba la pérdida, el Madrid no anotaba y no era por una mala selección de tiro, simplemente no llegaban a esas situaciones.

Este ambiente era lo más favorable al equipo local, el Gran Canaria supo aprovechar estas pérdidas para castigar al rival, además dominó el rebote ofensivo, dónde no había acierto al menos tenían otra oportunidad, Baez, destacado en esta fase ponía el 15-8, Tavares estaba desconocido, en ataque no era capaz de encontrar posición clara, y en defensa se veía superado por los rivales.

Ataque blanco desaparecido

El segundo cuarto fue parecido, Gran Canaria con ritmo lento seguía forzando pérdidas del Madrid que no se sentía nada cómodo, para colmo el equipo blanco no era capaz de cerrar su propio rebote defensivo, en estas circunstancias era imposible cambiar el ritmo de juego, sin rebote no hay velocidad.

El Madrid echaba de menos a su tirador, Jaycee suele ser la solución en este tipo de situaciones, no solo por su acierto en el tiro, sino por la velocidad para armar su brazo, no es necesario trabajarle una posición liberada, el encuentra el resquicio en estas defensas de ayudas. Tampoco podemos llorar por la ausencia de un jugador con la plantilla que tenemos, otros dan el paso, simplemente es reflejar que cada uno tiene unas características que le hacen especial en el equipo.

 

Cuando hay que defender Taylor se convierte en pieza clave para los de Laso.Fotografía Euroleague. net

Pese a todo, el Gran Canaria seguía desaprovechando las ventajas que estaba encontrando, su falta de acierto en el tiro exterior le impedía dominar el partido, aunque antes del descanso de la mano de un incombustible Oliver, volvió a poner tierra de por medio, 7 puntos arriba y quizá lo más significativo el Madrid se iba al descanso con 27 puntos, 11 sólo en el segundo cuarto.

Comienza el despertar

La reanudación del partido trajo consigo la primera de las buenas noticias, el Madrid  a despertar en ataque, Llull, Ayón y Randolph comenzaban a anotar de manera más fluida, el problema era que por el lado canario, Paulí en una demostración de coraje y calidad, mantenía a los suyos para alcanzar una ventaja de 10 puntos a falta de 4 minutos para terminar el cuarto.

En ese justo momento parece que por fin sonó el despertador de la defensa Madridista, está claro que únicamente con puntos no se iba ganar el partido, había que ponerse el mono de trabajo y el Madrid se puso a ello, parcial de 3-11 y todo por decidir en el último cuarto.

La sexta marcha

Al finalizar el partido mi tocayo “gallego/alemán” Javi Gey me dio la clave del partido, “el Madrid impuso su sexta marcha”, y creo que no hay frase mejor que resuma esta victoria. El Madrid tiene algo más que la mayoría de los equipos siempre es capaz de apretar un poco más, de acertar un poco más.

El Madrid, como decíamos, puso la sexta marcha, si Llull fue el artífice de acercarnos en el marcador, el Facu tomó el relevo, entradas a canasta sin importar quién estuviese delante, fantasía en el pase, e intensidad defensiva, fue el momento también de Tavares, que ahora sí, volvía a ser el pivot dominador de siempre, pero quién realmente se encargó de dar la puntilla fue otra vez Rudy. Esta versión “3.0” del mallorquín no para de darnos alegrías. 8 puntos seguidos con dos triples “made in” acabaron con las esperanzas locales.

… y nada más

El increíble vuelve por sus fueros, sus triples acercaron al Madrid cuando peor se ponía la cosa. Fotografía Euroleague.net

Anotadores

67 – Herbalife Gran Canaria (15+19+22+11): Oliver (12), Eriksson (7), Balvin (8), Baez (12), Rabaseda (8) -equipo inicial- Magette (2), Vene(-), Pasecniks (7), Pauli (11), Strawberry (-), Fisher(-) y Tillie (-)

75 – Real Madrid (16+11+25+23): Randolph (10), Tavares (8), Llull(16), Causeur (4) y Taylor (5) -equipo inicial- Deck (2), Rudy (11), Reyes(2), Prepelic (-), Ayon (10), Thompkins (-), Campazzo (7)

1 comentario

  • Buenos días,

    Gracias, Javi por tu crónica habitual.

    Es una victoria muy importante, después de la derrota ante el Estudiantes. Además, Fenerbahçe perdió y nos aproxima al liderato. Hay que seguir sumando.

    Se echa de menos a Jaycee, pero es cierto, que somos un equipo y cada uno tiene sus virtudes.
    Me alegra, especialmente, el liderazgo de mi paisano, Rudy. Está tirando del carro, como dices. Recuperamos a Randolph, Llull, poco a poco…

    Estamos bien colocados para acabar en buena posición la fase regular. Muy bien, EQUIPO.

    UN ABRAZO ENORME
    ¡HALA MADRID!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.