Actualidad Deportiva Baloncesto Euroliga

Euroliga – Jornada 29 – Fase Regular | Sobre la bocina

Escrito por Javier Gordo

“En la imagen, Rudy. Se notó y mucho la vuelta de Rudy al equipo, su triple final silenció al los griegos. Fotografía Euroleague.net”

El Real Madrid venció en Grecia ante un rival necesitado de victoria para clasificarse para los cruces de cuartos, con un triple sobre la bocina que silenció el pabellón y alejó fantasmas.

Panathinaikos 73 Real Madrid 74

Hala Madrid…

Hambre frente a des-gana de comer

El primer cuarto fue dominado por el equipo griego, el Madrid no aparecía por el parquet, no defendía, ataques precipitados y perdidas de balón, el Panathinaikos no aprovechaba la situación y aumentaba la distancia en el marcador, 32 puntos de anotación y 18 de ventaja que hacía enloquecer al Pabellón.

El titular parecía claro, era el simple reflejo de la actitud de ambos en el partido, hambre del equipo griego que no tiene asegurada su presencia en los cuartos de la competición, frente a un equipo que hace varias jornadas hizo los deberes, esto es, sin ninguna necesidad.

Aparecen las ganas de comer

Debieron sonar alarmas en el interior de los jugadores porque en el segundo cuarto se comenzaron a igualar las fuerzas, una cosa es perder un partido ante un rival que te gana en motivación y otra muy diferente es que te pasen por encima, y más ante las últimas derrotas que aprovechan los “ventajistas” para comenzar a hablar de cambio de ciclo, fin de una época y similares.

Desde la defensa comenzó la remontada, sin grandes alardes todavía en la primera parte, no había ataques fluidos, se abusaba del triple sin acierto, pero al menos el dominio del rebote y la agresividad ayudaron no solo a cortar la sangría, también a meter al equipo en el partido.

El “increíble” se multiplicó en el partido jugando tanto de base como de escolta. Fotografía Euroleague.net

El Madrid con “gusilla”

El acercamiento de la primera parte, el Madrid se fue al descanso 12 abajo, sirvió para “abrir el apetito” del Real Madrid, la defensa era el camino a seguir, con un Tavares dominando tableros y jugando muy inteligentemente, es cierto que se continuaba con poco acierto en la línea de 3 puntos, pero el planteamiento de partido de Laso se le atragantaba al equipo griego.

Muchos minutos de los dos bases del Madrid juntos en cancha, Llull encontraba por fin el aro, Campazzo era un incordio para los rivales y Tavares esta vez se mantenía en cancha sin cargarse de personales, si a todo esto juntamos la intensidad de Rudy que volvía al equipo, no podía haber otra consecuencia que el seguir recortando, ya solo eran 6 los puntos de desventaja antes del último asalto.

La tarta de chocolate para el Madrid

El Panathinaikos cayó en la trampa merengue, los defensas flotaban a Calathes, excelso pasador pero “normalito” en el lanzamiento exterior y el base fallaba una y otra vez sus lanzamientos, el Madrid se acercaba pero los griegos mantenían la ventaja, la misma historia del último partido, el rival parecía acertar cuando más cerca parecíamos tenerla.

Pero el Panathinaikos era como un azucarillo en el café, se fueron disolviendo poco a poco tras su arranque fulgurante, y los en los últimos minutos ya no estaban, a falta de 2 minutos por primera vez en el partido desde el 0-3 inicial teníamos el balón para ponernos por delante, pero no lográbamos culminar la remontada, una falta de Tavares en ataque hacía presagiar lo peor, pero…

…un fallo en el tiro libre de los griegos nos dejaba una última posesión con una decisión complicada para ambos entrenadores, ir a por dos puntos (o hacer personal por parte de los griegos) para jugártela en la prorroga, o apuesta ganadora al triple (defensa para el rival). Tampoco sabemos muy bien cual era la acción final planteada por Laso, parecía lo segundo al sacar a cuatro “bajitos” más Randolph, pero la jugada se embarulló hasta llegar a Rudy, quien a más de 8 metros, defendido y a una pierna embocó una Mandarina que silenció a los griegos y disipó dudas sobre los nuestros.

Prohibido dudar de este equipo, quién nos quiera enterrar que vea el final de este partido, yo estoy seguro que Rudy se colgará otra vez este año alguna de las redes de la canasta como colofón al triunfo del equipo.

… y nada más

La “trampa” defensiva sobre Calathes clave en el resultado final.Fotografía Euroleague.net

Anotadores

73 – Panathinaikos(32+13+14+14): Deshaun (8), Georgios (9), Papapetrou (7), Kilpatrick (8), Calathes (14) -cinco inicial-, Langford (14), Gist (1), Vougioukas (6), Lekavicius (2), Lojeski (2), Antetokounmpo (2), Mitoglou (-)

74 – Real Madrid (14+19+20+21): Randolph (5), Tavares (14), Llull (12), Rudy (13), Taylor (2) -cinco inicial- Causeur (-), Campazzo (5), Ayón (4), Yusta (3), Carroll (6), Thompkins (10), Kuzmic (-)

1 comentario

  • Emocionante el final del partido de ayer. Y eso que pensé que se nos iba la victoria, ya que siempre fuimos a remolque de los griegos. Pero nuestro Madrid nunca se rinde, y ahí apareció Rudy para convertir un triple imposible. Yo no dudo Javi. Gracias por tus crónicas. Un abrazo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.