Sin categoría

EuroLiga 19/20. Jornada 9ª | Europaliza, volvió el espectáculo

Escrito por Javier Gordo

» En la imagen Rudy anotando un triple, el mallorquín tuvo que emplearse a fondo también en defensa tras la desafortunada lesión de Taylor. Fotografía Javi Gordo»

El Real Madrid aplastó al Khimki tras una primera parte de ensueño en la que los blancos anotaron 65 puntos. 

 Real Madrid  104  Khimki  76 

Hala Madrid… 

¿Rival? Sí, y de los grandes 

Si nos fijamos únicamente en el resultado final podemos caer en la tentación de pensar que nos enfrentábamos a un equipo menor, un mero comparsa en la competición, pero no, hablamos de uno de los claros candidatos a disputar la siguiente fase, y que se presentaba como colíder al duelo. Ayer me enseñaron el titular de uno de los periódicos deportivos (Marca) tras la derrota de nuestro equipo en Bilbao “El Bilbao Basket hace morder el polvo al Madrid…”, no sé cómo hubiesen titulado si el resultado contra los rusos hubiese sido al contrario, posiblemente hablarían de crisis, el acabose, cambio de ciclo por los siglos de los siglos y similares, tendrán que esperar, supongo que por ahora con menospreciar a nuestro rival será suficiente. 

Primera parte de ensueño  

Nuestro equipo firmó una primera parte sencillamente espectacular, quizá espoleados por la derrota en liga o simplemente motivados por la relevancia de los resultados en esta competición el Madrid logró lo que nunca había conseguido en esta competición, 65 puntos en los dos primeros cuartos. Las estadísticas no engañan, 9 de 13 triples o 18 asistencias en el periodo. 

El americano tiro de recursos para deshacerse de los rivales en el poste alto. Gran partido del americano y de todo el equipo . Fotografía Javi Gordo

El equipo moscovita había aguantado apenas 8 minutos y medio el ritmo propuesto por el Madrid, 24-25 en la primera y única ventaja del Khimki en el partido, Shved parecía respirar cuando minutos antes Taylor, su sombra en el inicio del partido, había tenido que abandonar la cancha tras un golpe en la cara cuando realizaba un mate, pero nada más lejos de la realidad, el Madrid apretó en defensa y Campazzo con un triple una asistencia a Deck y dos tiros libres en el último minuto del primer cuarto dejaban el parcial en 31-25.  

Tormenta perfecta 

Si en el primer cuarto había destacado un Randolph al que le entraba prácticamente todo – falló un triple desde propio campo al finalizar el primer cuarto que ni debería contar en las estadísticas – al inicio del segundo cuarto se unieron a la causa el mencionado FacuDeckCarroll  y Mickey, también Llull y Rudy que apretaban atrás para desesperación de Shved y Kramer. Cada jugada era una lección de búsqueda de la mejor opciónpuro baloncesto, 65-42 al descanso, la victoria 500 de Laso como entrenador estaba asegurada. 

En la reanudación el Madrid tampoco bajó el ritmo, fue el turno de Tavares que también quiso participar de la fiesta, el chiquitín abusaba de los rivales dominando ambos tableros, además culminó la que sin duda fue la jugada más espectacular del partido, culminando un contraataque con asistencia, qué digo asistencia, con delicatessen de Facu que pasó el balón atrás por debajo de las piernas, pura Magia. 

Thompkins anotando el triple que cambió su suerte en el partido. Esperamos su mejor versión para una temporada muy exigente. Fotografía Javi Gordo

Confianza y relajación final 

En el último cuarto llegó la relajación, hay demasiadas batallas por delante como para gastar energías innecesarias, sin embargo, todavía hubo tiempo para algunos detalles, como la mejoría de Thompkins tras su reaparición en el último partido de liga. Es increíble lo que la confianza puede obrar en un jugador, el americano comenzó el partido intenso, pero sin acierto en el tiro, y fue tras anotar su primer triple, que celebró dando gracias al cielo, cuando comenzaron a salirle las cosas, volvía a ser reconocible, con sus elegantes movimientos al poste bajo y su muñeca de seda en corta y larga distancia. 

Los últimos minutos sirvieron como “maquillaje” de la diferencia por parte del equipo ruso – las ventajas habían rondado los 40 puntos en muchas fases del partido – y para el reconocimiento del público a un equipo que ha resuelto con nota la primera de las dos confrontaciones con equipos rusos que nos ha deparado el calendario para esta semana. 

Kurti también 

En el banquillo rival un viejo conocido, Rimas Kurtinaitis, jugador del Real Madrid en la temporada 93-94, la siguiente fue cortado por lesión, cuando coincidió en el equipo con el gran Arvydas Sabonis. Los más “viejóvenes” recordaréis la broma que ambos “sufrieron” en una edición del programa Inocente, Inocente entonces en Telemadrid, con Biriukov y Antonio Martin como ganchos,  Martín les llamaba por teléfono para que apostaran pon un caballo en las carreras que estaban “televisando” comentando que se había enterado que estaban “amañadas”, Sabonis apostaba  y “Kurti también, Kurti también” (Rimas no hablaba español y Sabas no quería que se quedara fuera). La broma culminó con una última carrera en la que el jockey presuntamente se lesionó y le sustituyó un Antonio Martin, que naturalmente ganó entre las risas de todos los presentes. 

Kurtinaitis, entrenador del Khimki y ex-jugador del Real Madrid. Fotografía Javi Gordo

Taylor 

Jeffrey tuvo que abandonar el partido tras un golpe en la cara, a falta de confirmación parece que tenía la nariz rota. Desde La Gran Familia deseamos al jugador una rápida recuperación

Resultados y Anotadores 

104 – Real Madrid (31+34+27+12): Deck (9), Campazzo (15), Randolph (19), Tavares (15) y Taylor (2) -equipo inicial-, Laprovittola (-), Llull (6), Mickey (13),  Garuba (-), Rudy (3) Thompkins (9) y Carroll (13). 

76  Khimki (25+17+14+20):  Shved (12), Booker (7), Gill (12), Jovic (5), Evans (10) – equipo inicial – Kramer (14), Karasev (-), Zaytsev (6), Jerebko (4), Monia (3), Valiev (-), Bertans (3) 

…y nada más 

2 comentarios

  • Partidazo!!!!. Y como tú dices, no contra un cualquiera. Pero es que hasta perdiendo y no jugando a nuestro mejor nivel, como pasó frente al último partido en ACB frente al Bilbao, el equipo se ve capaz de rozar la victoria, y que solo el cansancio como ocurrió ese día nos lo impidió. No recuerdo en estas últimas temporadas que el equipo se haya dejado ir en un partido, y no me refiero a pasar por momentos malos, que lo ha habido, sino a dejadez o apatía por parte de nuestros jugadores. Laso ha conseguido temporada tras temporada tener a todos los jugadores enchufados, y eso, sumado a la calidad que tienen, hace que resulte raro no disfrutar de cada partido que juega nuestro Madrid, sea cual sea el resultado final. Gracias por la crónica Javi. Un abrazo

  • Cada vez disfruto más con los partidos que veo en directo en el Palacio, mucho más y como te he comentado en otras ocasiones que cuando los veo por la tele, ya que me pongo más nervioso. El de ayer fue una pasada, aunque no sea muy académica la definición, pero para eso ya estás tú, para relatarnos como vistes tú el partido, que desde un punto de vista de alguien que ha seguido siempre este deporte, capta detalles que a lo mejor a los menos avezados se nos escapan. Y el viernes más.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.