Actualidad Deportiva Baloncesto Liga ACB Real Madrid

Liga 19/20. Jornada 19ª |Victoria de amor propio

Escrito por Javier Gordo

«En la imagen, Llull. Llull volvía a la cancha que le vio debutar como profesional. Fotografía Realmadrid.com»

El Real Madrid sufrió para imponerse en la cancha de Manresa, en un partido en el que Deck fue el mejor con 28 de valoración.

Manresa  75  Real Madrid  80 

Hala Madrid… 

A recuperar sensaciones 

El partido era muy importante para el Madrid, hacía mucho tiempo que el equipo no cosechaba 4 derrotas consecutivas, no hay motivo para alarmas no en vano el Madrid seguía líder en la competición doméstica y entre los 4 primeros de la Euroliga, en esta competición hay dos objetivos importantes en la liguilla, el prioritario clasificarse para la siguiente ronda, y el segundo quedar entre los 4 primeros que te aseguran el factor cancha en los cruces de cuartos, no importa mucho la posición, con tanta igualdad una posición arriba o abajo no te garantiza una eliminatoria más cómoda.  

El Madrid presentaba las habituales bajas en la competición doméstica, Mickey por ocupar plaza de “extrajero” que siguen ocupadas por Deck y Thompkins, Randolph todavía no recuperado, y Rudy al que Laso prefirió no forzar. Garuba volvía al equipo. Llull volvía a la cancha que le vio “nacer” como profesional hace ya 14 años (8 de Enero de 2006), el público le premió en la presentación con una ovación. 

Sabor Argentino 

La primera parte fue de parciales, escapadas del Madrid que llega a ponerse hasta 14 puntos arriba en dos ocasiones y recuperaciones de los locales basadas en una defensa asfixiante. El primer tirón lo dio el Madrid de la mano de Carroll y Deck, Jaycee tras unos partidos desconocidos parecía encontrar el camino al aro, emboca su primer triple y logra encestar sus típicas bombitas, todo parecía volver a la normalidad, Deck cogió el relevo para cerrar un primer cuarto descomunal, 13 puntos para 17 de valoración, el argentino recuperaba las acciones que le hicieron destacar a principio de temporada, como un “costa a costa” tras rebote en la propia canasta, o un palmeo en rebote ofensivo sobre la bocina del primer cuarto para el 17-26. 

Manresa había logrado parar el primer intento de escapada blanco, pero parecía que no se iba a volver a repetir, el Madrid lograba aumentar la ventaja al inicio del segundo cuarto, pero el Manresa elevo la intensidad defensiva, con una presión alta a los exteriores del Madrid. Si en el primer cuarto el protagonismo lo tuvo “el tortuga”, ahora era otro argentino quién cogió la riendas anotadoras de los locales, Vaulet se multiplicaba y poco a poco reducía la distancia de un Madrid que se había estancado en 9 puntos durante demasiados minutos. El Madrid se fue al descanso únicamente 2 puntos arriba y gracias a una personal “infantil” de Dulkys sobre Llull en campo propio cuando únicamente quedaban 6 décimas para finalizar el periodo. 

 Deck con 28 de valoración jugó uno de sus mejores partidos en la competición doméstica, el argentino fue clave en la victoria del equipo. Fotografía Gigantes.com

Igualdad 

En la reanudación del partido el Madrid no encontró el ritmo del primer cuarto, el Madrid no lograba anotar, demasiadas pérdidas de balón, al menos la defensa funcionaba y Tavares con sus rebotes ofensivos impedía que los locales pudiesen escaparse en el marcador, Kravish por los locales cogió las riendas en ataque. El Madrid lo intentaba con las entradas de Causeur, pero cada punto se conseguía con mucho sufrimiento, no estábamos siendo capaces de leer la defensa local en un día en el que los triples no entraban, 5 abajo al final de tercer cuarto. 

El último parcial no hacía presagiar muchas alegrías, la tónica era la misma que en los dos cuartos anteriores, pérdidas en ataque, fallos en el lanzamiento y segundas oportunidades gracias a los rebotes de Tavares  que jugó más de tres cuartos de partido, Felipe tuvo algunos minutos en el segundo cuarto y Mejri estuvo todo el partido sentado en el banquillo, entiendo que Laso que le ve entrenar considerará que no está en la forma adecuada, lo mismo pasó al principio con Thompkins y el tiempo le dio la razón a nuestro entrenador. 

Amor propio 

No faltaron las decisiones polémicas habituales en contra de nuestro equipo, no puedo entender por qué no acuden a la revisión en jugadas poco claras, entiendo que no se puede estar parando el partido en cada acción, pero hay acciones que merecen ser revisadas. Si ya habían rozado lo esperpéntico cuando en la primera mitad habían sancionado al Madrid por no pasar al campo contrario en menos los 8 segundos reglamentarios, cuando el reloj al menos en la televisión marcaba lo contario, con el partido igualado un robo de balón de Tavares con su brazo izquierdo fue sancionado con “falta de pie” y posesión para el Manresa. Las protestas de Laso fueron sancionadas con técnica, cómo no. 

Era una posesión que se antojaba clave, 2:52 de partido 3 arriba los locales y tiro libre de la técnica más posesión, pero nuestros campeones sacaron toda la rabia que tienen dentro, espoleados quizá por la injusticia apretaron en defensa y con canastas de Campazzo y de Carroll (desacertado en el triple una vez más, pero aportando con sus tradicionales bombitas) el Madrid tras muchos minutos recuperaba el mando en el marcador. Fue el momento otra vez de los argentinos, Vaulet con un triple volvía a poner por encima a su equipo, pero encontró la respuesta de Deck, primero con dos tiros libres tras otra internada desde la canasta propia que acabó en personal y luego con dos puntos clave tras asistencia del Facu. 

Nico Laprovittola en un lance del partido. Fotografía ACB.com

Moral 

El Madrid había cometido en los últimos minutos los errores del partido de Efes, entradas a canasta de Llull y Campazzo demasiado forzadas, pero al menos la defensa funcionó esta vez, Vaulet falló dos tiros libres claves, algo que no hizo el Facu que con su templanza aseguró la victoria. Antes del final, esta vez sí, los árbitros revisaron una jugada dudosa de fuera de banda y pudieron corregir la injusticia a tres segundos del final y cambiar su errónea decisión inicial para dar el balón a nuestro equipo.  

Thompkins cerró el marcador con un mate que refleja toda la rabia contenida por estos jugadores, espero que esta victoria sirva para elevar la moral del equipo. Se notaba en el partido el agarrotamiento de algunos jugadores, esto es solo un bajón en una temporada muy larga, pero una nueva derrota hubiese sido dura. La importancia de esta victoria se medirá en los próximos enfrentamientos, esperemos que haya sido un punto de inflexión y cambiemos la tendencia. 

Resultados y Anotadores 

75  Baxi Manresa (17+21+24+13): Magarity (3), Tomás (1), Dulkys (9), Kravish (13), Cvetkovic (5)  -cinco inicial- Nelson (2), Báez (5), Sako (-), Mitrovic (8), Vaulet (19), Pérez (10) 

80 – Real Madrid (26+14+17+23): Campazzo (13), Deck (17), Garuba (-), Carroll (13), Tavares (10) -cinco inicial- Causeur (2), Laprovittola (1), Reyes (-), Llull (10), Thompkins (11), Taylor (3), Mejri (-). 

…y nada más 

1 comentario

  • Hablábamos después del partido de lo importante que era la victoria más allá de los efectos clasificatorios. Sumar una nueva derrota a esas cuatro consecutivas anteriormente, podian empezar a pasar factura en el plano psicológico. Estoy convencido de que el equipo llegará bien clasificado y en buena forma a los play off de ambas competiciones. Se merecen todo nuestro apoyo. Gracias una vez más por tu crónica. Un saludo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.