Actualidad Deportiva Baloncesto Liga ACB Real Madrid

Supercopa 20-21 | La Década Prodigiosa. Supercampeon7s

Escrito por Javier Gordo

«En la imagen, la plantilla con el título conquistado. Fotografía Realmadrid.com»

Hala Madrid…

Decíamos ayer… El Madrid otra vez campeón… Cómo compite este equipo… No se cansan de ganar… Podíamos haber titulado la crónica de muchas maneras, he preferido sin embargo destacar que son ya 10 años dominando el baloncesto nacional, sigamos vivando este momento extraordinario. GRACIAS.

Semifinal, cumpliendo pronóstico

El Madrid se clasificó con solvencia para la disputa de la final de la Supercopa tras imponerse al Tenerife. El rival del Madrid contó con la baja de Dejan Todorovic lesionado de gravedad en la pretemporada – rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda – desde La Gran Familia deseamos al jugador una pronta recuperación. En el equipo blanco la noticia fueron los descartes de Laso para el primer partido, Causeur, Felipe y quizá la más sorprendente Laprovittola, Garuba “le ganaba la partida” al capitán y las nuevas incorporaciones, Alocén y Abalde tenían la oportunidad de debutar en partido oficial.

 Rudy fue clave en el partido contra Tenerife, su acierto exterior allanó el camino a la final . Fotografía Realmadrid.com

El partido contó con un gran despliegue físico de los hombres de Laso, esta pretemporada atípica a permitido afinar esta faceta de la preparación, gran defensa de los hombres de Laso, con un Tavares lastrado en la primera parte por las faltas, fue otra vez Thompkins el que actúo de “falso cinco”. Partido coral con 7 jugadores por encima de los 9 puntos, dónde Facu y Alocén pusieron la magia, Deck demostró de inicio lo que es un jugador llamado a marcar diferencias con 8 puntos en menos de 4 minutos, corriendo el contragolpe o remontando línea de fondo, Abalde confirmó que va a ser un gran refuerzo y Rudy Fernández se convirtió en el brazo ejecutor, anotando 5 triples para finalizar como máximo anotador del partido con 18 puntos.

Trabajo cumplido, quedaba lo importante…

Resultados y Anotadores

79. Iberostar Tenerife (18+24+17+20). Fitipaldo (15), Salin (2), Doornekamp (3), Cavanaugh (3), Shermadini (9) -inicial-, López (8), Díez (3), Sulejmanovic (6), Guerra (9), Bogris (4), Huertas (17) y Sergio Rodríguez (-).

92. Real Madrid (23+25+22+22). Campazzo (9), Abalde (9), Deck (12), Garuba (-), Tavares (10) -inicial-, Alocen (9), Randolph (12), Carroll (2), Taylor (-), Fernández (18), Llull (4) y Thompkins (7).

Superfinal

En la final esperaba el gran rival, el Barcelona, un equipo que, ante el fracaso de la temporada anterior, debe considerarse así cuando el gran favorito para conseguir todo no consiguió nada, ha cambiado el entrenador, Jasikevicius sustituye a Pesic, y cómo no, se ha vuelto a reforzar con una de las estrellas del mercado, Calathes. Habrá tiempo para debatir sobre cómo un equipo que aplica un ERTE a sus empleados puede permitirse grandes fichajes en los tiempos que corren, allá cada club con su política y su conciencia,

No fue el MVP, pero el argentino fue clave en su defensa al 33 y tomando la iniciativa en el cuarto final. Fotografía Realmadrid.com

Calathes es un excelso jugador, uno de los mejores “productores” de juego del baloncesto europeo, su “punto no tan fuerte”, no puede considerarse débil, es el tiro exterior, Laso, en los enfrentamientos en Euroliga ante Panathinakos siempre ha optado por flotarle, por dejarle tirar desde la línea de tres puntos, tratando de parar su mayor virtud, la penetración para canasta o doblar el balón a un compañero, dos puntos casi seguros cuando inicia la acción.

Ritmo vertiginoso

El Madrid recuperaba a Laprovittola tras la ausencia en semifinales, y apostaba de inicio por un Gaby Deck encargado de frenar al 33, con Tavares, Facu, Carroll y Abalde. El partido en su primera mitad fue un espectáculo, ambos equipos exhibían sus mejores virtudes, el Madrid dirigido magistralmente por Facu, con la movilidad y versatilidad de Abalde, que tan pronto tira de tres como carga el rebote ofensivo, y sobre todo un Deck desquiciando al 33, dos personales le mandaban al banco sin encontrar el sitio en el partido.

La ofensiva rival pasaba por las manos del “greco-estadounidense” Calathes, muy activo, un auténtico dolor de cabeza para la defensa del Madrid, pero el resto de los jugadores sin el 33 no anotaban fácilmente, Abrines pese a anotar el único triple del Barcelona en el periodo, no era el jugador acertado de las semifinales. El Madrid se mantenía siempre por delante en el marcador, aunque el Barcelona se llevaba el partido a su terreno, pese a la sustitución de su nueva estrella por el joven Leandro Bolmaro (20 años), el argentino dejó muy buenas sensaciones en su salida a la cancha.

Gran fichaje, Abalde demostró que no le pesa la camiseta, asumió protagonismo y responsabilidad en los peores momentos del tercer cuarto . Fotografía Realmadrid.com

Defensa asfixiante

En el segundo cuarto el Barcelona elevó la intensidad de su presión, el Madrid había logrado poner una distancia de 6 puntos con Garuba y Thompkins como interiores, y fue el momento en el que el que Jasikevicius ordenó presión alta tras canasta y dos contra uno muy alejados del aro, el Madrid no supo leer la defensa, comenzaban las pérdidas y poco a poco veía como se recortaban las diferencias hasta dar la vuelta al marcador y marcharse al descanso un punto arriba. Calathes había retornado a la pista y aparecía en todas partes, “robaba” rebotes, cortaba pases, el descanso llegaba como una bendición para poder aclarar las ideas.

En la reanudación el Barcelona seguía con su plan, solo que esta vez a la presión añadieron acierto desde la línea de 3 puntos, Calathes, y Mirotic en dos ocasiones ponían tierra de por medio, eran los peores momentos en ataque del Real Madrid, pero este equipo tiene casta, y primero Randolph y luego la aparición de Abalde, tomando responsabilidad en el equipo como si llevase años con sus compañeros (qué gran fichaje, no me cansaré de decirlo) junto con una defensa soberbia igualaron la partida, Un canastón sobre la bocina de Trey Thompkins permitió a los nuestros irse un punto arriba antes del cuarto definitivo (50-49)

Argentina, “mon amour”

Parcial de 7-0 para el Barcelona de inicio, con el 33 anotando fácilmente y liderando a su equipo, Laso lo supo ver, y dio entrada a pista a Gaby Deck, aquí empezó el Real Madrid a proclamarse Supercampeón. Con una defensa agresiva logró “sacarle” del partido. El Facu también inició su show, es posible que se marche a la NBA, pero hay que reconocerle que si lo hace lo habrá hecho dándolo todo por nuestro escudo. Compromiso es la palabra, el argentino por fin interpretó “las trampas” planteadas por el rival, y supo dónde podía estar su punto débil, comenzó a atacar la defensa de Calathes cargándolo de faltas.

El Madrid se ponía arriba en el marcador, además, a falta de 2:41, Calathes cometía su quinta personal, el partido se ponía de cara para los nuestros, Deck se encargaba de aliviar la presión al base ayudando a subir el balón, y asumiendo protagonismo en ataque, sin embargo, fallábamos tiros libres, Heurtel asumía el protagonismo que el Tortuga le negaba al 33, partido igualado. Al Barcelona también le temblaban las piernas, y Davies y el 33 fallaban también tiros libres para llegar igualados a falta de 44 segundos. Fue el momento de los “viejos rockeros”, primero una canasta inverosímil del Facu, entrando a canasta y realizando un rectificado ante el intento de tapón de hasta dos jugadores rivales, y luego Rudy que hizo una defensa grandiosa a una entrada a canasta de Hanga, consiguiendo incluso que el balón rebote en la pierna del atacante.

Siete

Quedaban 13 segundos, el Madrid 2 arriba y teníamos el balón, el Barcelona cometió personal sobre el Facu que anotó solo un tiro libre, el segundo lo anularon por invadir la zona antes de que el balón tocara el aro, el Barcelona tuvo en su mano el empate en un intento triple de Hanga, no sé muy bien si el miedo a una antideportiva fue la razón por la que el Madrid no hizo personal y se arriesgó al empate, en cualquier caso el jugador húngaro falló, Rudy cogió el rebote y anotó dos tiros libres que puso el 72-67 final en el marcador.

Campazzo: ¡¡¡ Facu quédate !!!   MVP . Fotografía Realmadrid.com

Siete títulos, 6 en la década prodigiosa con Laso como entrenador, me encantó Pablo dando valor no solo a los que han jugado, también a los ausentes (Causeur o Felipe) y a los jóvenes que ayudaron en la pretemporada y que sin duda han tenido parte de éxito porque el equipo, una vez más, llegó al partido definitivo en la condición más optima. Siete es el número de esta final, porque es también dorsal del MVP del partido. Disfrutemos del Facu mientras esté en nuestro equipo. Gracias de nuevo a todos estos jugadores por hacernos Campeones una vez más,

Resultados y Anotadores

72. Real Madrid (23+25+22+22). Campazzo (21), Abalde (13), Deck (11), Carroll (2), Tavares (2) -inicial-, Laprovittola (2), Randolph (3),  Garuba (3), Taylor (-), Fernández (4), Llull (8) y Thompkins (5).

67. Barcelona (18+24+17+20). Calathes (11), Mirotic (22), Oriola (3), Claver (1), Heurtel (4) -inicial-, Abrines (10), Hanga (1), Smits (-), Pustovyi (-), Davies (12), Volmaro (4) y Badio (-).

 …y nada más

2 comentarios

  • ¡¡¡ Campeones !!!

    Increíble la era Laso. Veinte títulazos conseguidos ya.

    A pesar de que todo el equipo en su conjunto ha realizado una estupenda labor en esta Supercopa, yo destacaría cuatro nombres propios: Campazzo, Deck, Rudy, Abalde.

    Ojo con Abalde, que podemos tener en él a otro potencial jugador histórico del estilo de Felipe, Llull o Rudy.

    ¡Enhorabuena por esta excelente crónica!

  • Muchos mvps se fueron pero este Real Madrid siguió ganando y reinventando. Ojala que este ciclo nunca acabe pero si algún día tiene que llegar vivamos el momento con este equipo de leyenda

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.