Champions League Nuestra Historia Primer Equipo Real Madrid

Aquel: Real Madrid – Inter de Milán (1986)

Escrito por Antonio Armero

«Una imagen del aquel Real Madrid – Inter. Fotografía Elpais.com»

Fueron unos años mágicos de nuestro Real. No se conquistó la Copa de Europa porque nos encontramos con uno de los mejores AC Milán de la historia enfrente, y también por mala suerte. Aquella semifinal contra el PSV todavía la tenemos grabada a fuego los madridistas. Pero vivimos un fútbol espectacular de la Quinta del Buitre y compañía , varias ligas consecutivas y dos Copas de la UEFA.

Varapalo en Milán

Fue la época de las remontadas épicas en el Bernabéu, de esas noches mágicas en las que la afición merengue llevaba en volandas al equipo a lograr lo imposible. En donde el rival, y como dijo Jorge Valdano, sufría de miedo escénico. Pero para que aquello ocurriese, previamente había que tenido que suceder una catástrofe en la ida de esa eliminatoria. Y fueron varias las veces en las que aquello ocurrió. La primera que yo recuerdo fue aquella en Copa de Europa contra los ingleses del Derby Country, pero luego llegaron otras como las del Anderlecht, Borussia Mönchengladbach o en varias ocasiones contra el Inter.

El 2 de abril de 1986 el Inter y el Real Madrid jugaban en San Siro el partido de ida de las semifinales de la entonces Copa de la UEFA. Los interistas en aquellos años eran un potente equipo, contando en sus filas con gente de la talla de Zenga, Bergomi, Baresi (hermano de Franco Baresi), Tardelli, Altobelli o Rummenigge. El Madrid de la Quinta contaba además con gente de la talla de Camacho, Gordillo, Valdano y Hugo Sánchez entre otros. Pero los italianos salieron como cohetes y al minuto de juego se adelantaban con un gol de Tardelli. El Madrid se hizo fuerte tras el gol y aguantó las envestidas interistas, hasta que en el minuto 54, de nuevo Tardelli marcaba el 2-0. Se entraba en los diez minutos finales de partido cuando Valdano acortaba diferencias estableciendo el 2-1, resultado esperanzador para la vuelta, pero en una jugada desafortunada dos minutos después, Salguero marcaba en propia puerta y obligaba al equipo a como mínimo lograr una victoria por 2-0 en el Bernabéu.

Santillana tras marcar el quinto gol del partido. Fotografía Realmadrid.com

Real Madrid 5 Inter de Milán 1

El 16 de abril el Santiago Bernabéu era una caldera para recibir a los interistas. Recuerdo que aunque por entonces ya era socio, me subí al tercer anfiteatro a presenciar el partido. El ambiente era el de las grande noches europeas. El Inter ya estaba avisado de como se las gastaba el equipo merengue en el Santiago Bernabéu, ya que en sus tres anteriores visitas a los blancos había salido trasquilado.

Quizá por sus experiencias anteriores el Inter salió muy enchufado al partido y los nuestros lo pasaron francamente mal, especialmente después de que antes del primer cuarto de hora de partido Manolo Sanchís se lesionase gravemente y fuese sustituido por Pepe Salguero. Pero al borde del descanso un derribo de Baresi a Hugo dentro del área supuso el primer gol merengue al trasformar el propio Hugo la pena máxima. Con la mínima ventaja se marchaban ambos equipos a vestuarios.

El Madrid salía en la segunda mitad más espabilado por el gol de Hugo, pero los interistas seguían siendo un duro hueso de roer. Pero en el 64 el Madrid lograba voltear la eliminatoria cuando un centro de Ricardo Gallego era rematado por Gordillo para batir a Zenga. Quedaban muchos minutos por delante y la eliminatoria no estaba cerrada. Y así fue, porque tan solo dos minutos después del segundo gol merengue acortaba diferencias el Inter por medio de un penalti que cometía Michel sobre Collovati y que convertía Brady en el 2-1 para meter de nuevo al Inter en la final. Si hasta ese momento la afición merengue ya era una sola garganta empujando al equipo, desde ese mazazo que supuso el gol interista se convirtió en un ciclón empujando a los suyos en pos de la victoria.

De nuevo Hugo. Y siempre Santillana

El apoyo del graderío lanzó al equipo cual Séptimo de Caballería sobre la portería defendida por el gran Walter Zenga. En el 74 Emilio Butragueño dejaba en la retina de los aficionados una de las jugadas de la noche. El Buitre baila a dos defensores del Inter sobre un baldosín y es derribado por Tardelli dentro del área. Hugo Sánchez lo trasforma en el 3-1 y llevaba el partido a la prórroga, ya que a pesar de los intentos del Madrid por solventar la eliminatoria en el tiempo reglamentario el marcador ya no se movió.

Vídeo del resumen de aquel partido colgado por Enki2011 en Youtube

La aportación de Hugo Sánchez al equipo desde su llegada fue brutal, pero la figura de Carlos Santillana para los madridistas de un época era estar viendo a parte de lo mejor de la historia de nuestro club. Y el Inter le sufrió en más de una ocasión. Se llevaban tres minutos de la prórroga cuando un centro desde el córner ejecutado por Hugo para que Santillana con uno de sus testarazos marcase el gol que de momento metía al equipo en la segunda final consecutiva de la Copa de la UEFA. Y sería el propio Santillana quien de nuevo a pase de Hugo, pero esta vez con el pie, batiese a Zenga para marcar el 5-1 y dejar hundido a los interistas, que en el minuto 100 habían perdido a Mandorlina por roja directa consecuencia de una dura entrada sobre Gallego.

El Real Madrid lo volvió a hacer, remontó un partido imposible que le sirvió para jugar la final a doble partido con el Colonia y ganar su segunda UEFA consecutiva.

Alineaciones

Real Madrid: Agustín ; Sanchís, Maceda, Camacho, Chendo; Gordillo, Michel, Gallego; Butragueño, Hugo Sánchez y Santillana. Sustituciones: Min.14, Salguero por Sanchís y en el 108, Juanito por Gordillo.

Inter Milán: Zenga; Bergomi, Colllovati, Baresi, Mandorlini; Ferri, Brady, Fanna; Tardelli, Altobelli y Rummenigge. Sustituciones: Min.56 Marini por Altobelli y en el Min.83, Bernezzani por Rummenigge

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.