Actualidad Deportiva Baloncesto Euroliga Real Madrid

Euroliga 20-21 Jornada 15ª|De nuevo un Madrid espartano

Escrito por Javier Gordo

«Imagen. Laso otorgó galones a Laprovittola y éste no le falló, destacado en la dirección y asumiendo responsabilidad en la prórroga para guiar al Madrid a una nueva victoria en Atenas. Fotografía Euroleague.net»

El Real Madrid salió de nuevo victorioso en Atenas, otra vez tras llegar empatado al tiempo “reglamentario”, el Madrid guiado por un Laprovittola que disputó un partido muy inteligente y con la fuerza taponadora de Tavares se impuso al rival y al cansancio acumulado en esta dura semana de enfrentamiento con los dos grandes equipos griegos.

Olympiacos 82 Real Madrid 86

Hala Madrid…

Un equipo “de primera”

Nuevo partido en Atenas, esta vez ante el “archienemigo” de nuestro rival del martes, hay que recordar que Olympiacos está jugando la segunda división griega como sanción al haberse negado a enfrentarse a Panathinaikos si no era con árbitros de fuera de Grecia, es curioso que los “verdes” hayan elevado una protesta formal a la Euroliga por el arbitraje del último partido contra nuestro equipo, como escribí en un comentario “cree el ladrón…”.

La andadura de Olympiacos “por el infierno”, se ha prolongado más de la cuenta al no haberse podido finalizar la temporada pasada por culpa de la maldita pandemia, pero no por ello el equipo ha visto mermado su potencial, lo que habla bien a las claras del escaso interés que suscitan las competiciones locales un problema que está claro no solo ocurre en España. Olympiacos sigue contando en sus filas con el gran Spanoulis (igual es su última campaña en activo), Printezis (lesionado y baja para el partido), Papanikolau o  Vezenkov, y ha incorporado a grandes jugadores como Sloukas que ha vuelto a la que fue su casa.

 El joven Garuba se vistió de «chiquitín» para dejarnos un espectacular doble tapón al final del primer cuarto. Fotografía de Euroleague.net

Déjà Vu

El primer tiempo parecía una copia del disputado el martes en el OAKA, numerosas pérdidas de balón y escaso acierto en el lanzamiento exterior, solo hay que ver el marcador final del primer cuarto, 12 a 12 con unos paupérrimos porcentajes en el tiro, 4 canastas de 17 intentos para cada equipo en tiros de 2 y 3 puntos. Otra vez no era solo virtud de las defensas, se fallaban tiros liberados y ningún equipo llegó al bonus en este periodo. Quizá lo más destacable fue la última jugada de la primera parte, Deck sufre personal no pitada por los árbitros y en el contragolpe el joven Garuba impidió la casta rival, con un soberbio doble tapón primero con la mano izquierda y luego con la derecha al jugador que había cogido el rechace.

En el segundo cuarto mejoran los ataques, Madrid y Olympiacos comienzan a anotaricon fluidez, intercambio de canastas de ambos equipos, hasta que una buena racha local propiciada por pérdidas del Madrid, pasos de Thompkins, dobles de Rudy… desembocan en la máxima ventaja de los locales, 8 puntos, que parecía todo un mundo visto el partido hasta el momento. Pero nada más lejos de la realidad, el Madrid apretó en defensa y encontró el acierto en el lanzamiento exterior y con triples de Causeur, Rudy y Llull el equipo se fue a los vestuarios uno arriba en el marcador, que pudieron ser cuatro si llega a entrar un triple de Rudy tras un inteligente robo de balón al saque de banda griego en la última jugada del cuarto.

Preocupación por Randolph

Es de suponer que en el descanso Laso hablara a sus jugadores de la importancia de cambiar el ritmo de partido,  Olympiacos se siente “en su salsa” con partidos a medio campo, a pocos puntos, justo lo contrario de lo que gusta a nuestro equipo, el Madrid sufre cuando no puede correr, cuando o puede desplegar ese juego vertiginoso que le acerca en cada partido a anotaciones en torno a los 90-100 puntos, el Madrid puso una velocidad más y cuando tan solo se llevaban 2 minutos del cuarto ya había puesto 7 puntos de diferencia merced a una “bombita” de Causeur. Bartzokas reaccionó y sentó a un desacertado Sloukas por Spanoulis.

Kill Bill comenzó su recital particular, es un placer ver a este tipo de jugadores, una auténtica leyenda del baloncesto europeo, máximo anotador de la competición, eso sí, “duele” que se desate precisamente contra nosotros. La magistral dirección junto al buen hacer de Shaquielle McKissic y Hassan Martin, muy valientes atacando a nuestro “chiquitín”, les devuelve otra vez su diferencia de 8 puntos. Para colmo Randolph sufre un resbalón cuando se disponía a sacar de fondo y tiene que retirarse si poder apoyar su pierna izquierda, esperemos que sea leve la lesión y tengamos pronto de vuelta al bueno de Anthony, aunque la lesión “no pinta bien” como reconoció Laso al final del partido.

 Anthony se tuvo que retirar lesionado, esperemos su pronta recuperación. Fotografía Euroleague.net

Otra de entrenadores

Lo que parecía un cambio de tendencia en el partido se quedó en nada en un abrir y cerrar de ojos, cuatro triples madridistas, tres de Carroll que había saltado a la pista en modo “microondas” y uno de Trey Thompkins pusieron al Madrid a tiro en poco más de 1 minuto (47’’ finales del tercer cuarto y 16’’ del inicio del cuarto).  Fue el momento de una de esas decisiones de entrenador difíciles de comprender desde fuera, esta vez por parte del griego Bartzokas que cambó a Spanoulis de nuevo por Sloukas. Es cierto que esta vez se reencontró con el acierto que le había faltado durante el partido, pero para los simples aficionados fue un alivio ver cómo el que estaba siendo el director del rival en sus mejores momentos abandonaba la cancha para no volver a salir.

El Madrid anotaría el 63-69 a falta de 3:11 para el final del cuarto, y ya no volvería a encestar en el último cuarto, solo unas grandes defensas culminadas por un enorme Tavares que puso dos gorros descomunales en momentos clave (5 “colocaría” en todo el partido) nos permitieron llegar a la prórroga, una prórroga que igual no hubiese sido necesaria si los árbitros no hubiesen señalado “al contrario” una falta sobre Llull, saco a colación este detalle por si quedaban dudas de que a nuestro equipo se le favorece en esta competición, no sé si tuvo que ver la reclamación de “PAO”, desde luego si así era, habían conseguido lo contrario a sus deseos, estaban favoreciendo a su más encarnizado rival, “justicia poética”.

Hasta el final, un equipo.

La prórroga se abordaba por parte del Madrid con la duda de cómo afectaría el cansancio a los jugadores y con la amenaza por personales de Tavares (cometió su cuarta a falta de poco más de 2 minutos para el final del último cuarto, lo que obligó a Laso a reservarle durante gran parte del tiempo extra. Laso optó por juego de “bajitos” con Deck de cuatro y le otorgó esta vez las riendas del equipo a Laprovittola.

El argentino devolvió la confianza del entrenador y fue el gran protagonista del encuentro en este tiempo extra, si en el anterior partido había sido Abalde el destacado, esta vez fue Nico quién asumió la responsabilidad en ataque, y no le tembló la mano cuando tuvo que enfrentarse a los tiros libres al ser el centro de las faltas cometidas por el equipo griego. Tavares volvería los dos últimos minutos para ayudar con su defensa – e intimidación – a certificar una nueva victoria. Cuando en cada partido aparecen diferentes protagonistas quiere decir que solo hay un destacado, el EQUIPO.

Resultados y Anotadores

 82 – Olympiacos (12+18+21+18+13): Sloukas (11),  Papanikolau (3), Jean-Charles (7), Ellis (7), McKissic (18) – equipo inicial – Spanoulis (5), Martin (18), Vezenkov (7), Jenkins (-)

86 – Real Madrid (12+19+18+20+17): Randolph (4), Abalde (4), Laprovittola (19),  Deck (2), Tavares (13) – equipo inicial – Causeur (5), Garuba (1), Rudy (3) , Lull (10), Carroll (8). Thompkins (15), Taylor (2)

…y nada más

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.