Actualidad club Primer Equipo Primera División Real Madrid

Liga 1ª División 21/22 – 33ª jornada | EL PLAN «B» BRILLA EN EL SADAR

El Real Madrid vence y convence en el Sadar y deja a tiro de piedra el campeonato matemático en una liga que lleva mucho tiempo ganada. Los de Ancelotti hicieron los deberes en un campo reconocido por la dureza y dificultad de sus contiendas con una «unidad b», que brilló en el prólogo de la batalla de Manchester.

OSASUNA 1 REAL MADRID 3

Día de rotaciones, por fin, tras la épica remontada en Sevilla que dejaba la liga casi vista para sentencia, Carlo Ancelotti dio descanso a los habituales y el relevo cumplió con nota en un examen de los «chungos».

Nunca es fácil jugar contra el Osasuna en su estadio y mucho menos este año. Los «rojillos» disfrutan de un puesto en una zona noble de la clasificación, con las puertas de Europa algo lejos, pero mucho más cerca que el abismo del descenso.

Los chicos de Arrasate brindaron un inicio de partido marcado por la intensidad al ritmo de un Chimy Ávila excelso; hasta el lujo de una rabona se permitió el argentino en un arranque frenético.

El ímpetu de salida lo contrarrestó el Madrid con un tempranero gol «marca de pizarra». Ceballos, en su debut como titular, de notable como mínimo, encontró a Benzema en el segundo palo tras el saque de una falta en corto que dejaba la defensa en cueros. El francés, al primer toque, metió la bola en la zona de terror y por ahí apareció David Alaba para abrir el marcador. El zaguero austríaco erró el primer remate ante un Herrera que firmó el partido de su vida, pero el rebote favoreció al cuatro blanco y, de segundas, ya sí, el balón fue para dentro.

Jarro de agua helada para un Osasuna, que había empezado con muy buen pie.

¿La respuesta? Instantánea. Sin tiempo para lamentaciones y, mientras todavía celebraba alguno, el Osasuna empató la disputa tras el saque de centro.

El Chimy Ávila, tras un gran cambio de orientación de Moncayola, se inventó un centro genuino de los que llevan «mala baba» para que un Budimir en pleno apogeo de cara gol pusiera las tablas en el marcador. Dos goles en dos minutos, para que luego digan que es aburrido un partido en el Sadar.

Ante Budimir delantero en racha del Osasuna en el partido ante al Madrid | Fuente Ig: Osasuna

A partir de aquí poco a poco el Madrid apagó el pernicioso fuego de Pamplona y se convirtió en dueño y señor del partido al son de Ceballos y Camavinga con un fútbol sobresaliente.

Los jóvenes centrocampistas, de menos a más, fueron creciendo durante el encuentro hasta someter la presión rojilla a una impotente persecución de sombras que culminó con el segundo tanto blanco en el epílogo del primer acto.

Camavinga vio el desmarque de ruptura del sevillano y dejó solo ante Herrera con un pase de fábula a un Ceballos que remató al toque. Sin embargo, Herrera privó al andaluz de su tanto y el rebote favoreció a un oportunista Marco Asensio, desaparecido hasta el momento, que últimamente está demostrando el olfato de un goleador nato.

La segunda mitad arrancó con la sustitución de Alaba por precaución: con el City en el horizonte lo último que se esperan son sustos.

El segundo tiempo fue la secuela del último cuarto de hora de la primera parte pero con mejor reseña. Rodrygo es otro desde el gol al Chelsea; MVP ante el Sevilla y hoy eléctrico, ambicioso, descarado, un auténtico quebradero de cabeza que provocó dos penaltis en el segundo tiempo.

Benzema falló los dos, no fue su noche, tampoco hacía falta, que se reserve el galo. Sí que lo fue para Herrera, que paró los dos, y a Benzema, el mejor del momento nada menos. Fue el artificie de mantener viva la emoción en un carrusel de ocasiones donde el desenlace se mantuvo incierto hasta el término del encuentro.

Ceballos dijo basta con calambres en el setenta y tras su partido queda preguntarse si quizás debería haber jugado más este año.

Dani Ceballos en su debut como titular ante Osasuna | Fuente: Ig de Ceballos

Isco volvió a jugar y brindó al fútbol una exquisitez que recuerda al mundo el diamante que siempre ha sido. Lástima Vinicius, que entró en el tiempo-extra, y desaprovechó la delicia del malagueño.

Ya en la última jugada del partido un Benzema resentido dejó un destello de su magia en el centro del campo y dejó a Vinicius corriendo a campo abierto: ahí donde es imparable. El brasileño se libró de su par y en cinco minutos estuvo a punto de marcar y asistió a Lucas Vázquez, que puso el broche de oro a una noche perfecta.

Ahora sí, con los deberes hechos y la liga en el bolsillo vamos con las mejores sensaciones al Etihad.

Llevo muchas crónicas hablando de un año para soñar y solo quedan tres partidos.

Nos vemos el martes, quedará uno menos.

ALINEACIONES            

REAL MADRID: Courtois, Eder Militao, Lucas Vázquez, Nacho, Alaba (Dani Carvajal, min. 45), Dani Ceballos (Kroos, min. 70), Camavinga (Isco, min. 73), Federico Valverde, Rodrygo (Vinicius Junior, min. 89), Benzema y Marco Asensio

TARJETAS

Camavinga (min. 4), Eder Militao (min. 59) y Nacho (min. 61)

OSASUNA: Herrera, José Ángel (Kike Barja, min. 67), Nacho Vidal, Aridane, David García, Chimy Ávila (Iván Martínez, min. 84), Javi Martínez (Oier, min. 67), Jon Moncayola, Rubén García (Manu Sánchez, min. 45), Brasanac (Roberto Torres, min. 79) y Ante Budimir

TARJETAS:

Brasanac (min. 43)

5 comentarios

  • Gracias José María por la crónica.
    Afinando la puntería para el City.
    Fé y piernas de Lucas Vazquez en el minuto noventa, para seguir la contra de Vinicius y lograr el gol de la tranquilidad.
    Reconocimiento al Sr. Pntus por el nivel físico que esta demostrando el equipo.
    Saludos

  • Gracias Jose!. Te vas curtiendo en crónicas y es un lujo para nuestra Web y a la par para esta Gran Familia. En cuanto al partido y lo que queda de campeonato ya lo has resumido muy bien tú.
    ¡¡¡Hasta el final, vamos Real!!!. Un abrazo fuerte amigo.

  • José Maria lo ha expresado muy bien, poco que decir, únicamente reconocer que igual que a Ancelotti le suelo criticar sus «experimentos» apócrifos, también hay que reconocerle la enorme gestión que está haciendo de una plantilla, que no viene a ser la mejor del contexto, pero que le está sacando un rendimiento inconmensurable.
    A ello, como dice Pedro, habría que añadirle, para ser justos, el fenomenal trabajo que están realizando Pintus y su enorme equipo de fisioterapia y recuperación, verdaderamente admirable.
    En fin, ahí tenemos a punto una muy brillante liga que ganamos sin contestación de nadie y la esperanza de que se puede aspirar a todo en Champions, algo que, seamos sinceros, muy poquita gente, presumía a principios de esta temporada.
    Desde mi satisfacción madridista:

    ¡HALA MADRID POR SIEMPRE!!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.